12 cosas que vuelven loca a cualquier mujer, ¡si haces la 7 te amará toda la vida!

Loading…

Las caricias y besos, así como otras partes del cuerpo, son armas para seducir a una mujer.

Loading…

Con la finalidad de lograr que alcance un estado alto de placer y que culmine en el momento de estar llegando a la cima del cielo.

Esto puede lograrse mediante la estimulación de sus Por ello, te presentamos algunas de las que no puedes dejar de lado si esperas que ella logre tener la mejor noche de su vida y que tú seas el chico de sus sueños.

Recuerda que incluso tener relaciones íntimas sin entrar todavía al sagrado trono puede ser muy placentero cuando existen suficientes caricias:

1. Rostro y cabello. Uno de los primeros pasos hacia el éxito es lograr relajar a tu pareja. Acariciar suavemente su cuero cabelludo, así como darle algunos besos en su rostro, ojos, mejillas y mentón, puedes lograrlo.

2. Labios. Son una de las zonas erógenas femeninas más importantes. Existen muchas y variadas formas de besar. A las mujeres les encanta el poder sensual de un beso, así que uno muy apasionado ayudará a prepararla para el resto de la estimulación.

3. Cuello y oídos. Se trata de dos de las zonas erógenas más sensibles de la mujer y un lugar ideal para prenderlas. Comienza con besos suaves desde sus hombros, luego en el cuello, hasta llegar a sus oídos. La intensidad puede varias conforme suban los niveles de ambos.

4. Brazos y piernas. La zona más sensible del brazo de la mujer es justamente a la mitad, del lado contrario del codo. Estimula estas zonas erógenas femeninas con tu boca y con un poco más de presión. En tanto, al ser los muslos una zona tan cercana a los genitales, su estimulación provoca que aumenten su temperatura, las ansias y el deseo de más.

5. Pechos. Es una de las zonas que más prende a las mujeres si se estimulan de forma correcta. Los gustos y las sensibilidades varían de mujer en mujer. Algunas les gustará que se las muerdan o aprieten con fuerza. Mientras que otras preferirán que las traten con delicadeza y suavidad.

6. Espalda. Un buen masaje en la espalda puede lograr increíbles efectos de relajación, ideal para preparar física y mentalmente a tu pareja para un encuentro íntimo. Recórrela con tus manos y labios en busca de los lugares que más vea que le gustan.

7. Labios mayores y menores. Son muy sensibles, por lo que se debe ser gentil al momento de estimularlos con los dedos o con la boca, teniendo cuidado de no lastimarla. Lo ideal son ligeras y suaves presiones con el pulgar y el índice.

Los hombres dicen que las mujeres son difíciles de comprender, por eso, hoy voy a ayudarlos a entendernos. Así que mujeres, asegúrense que su pareja lea esto.

8. Presten atención señores: una de las necesidades más grandes que tienen las mujeres en las relaciones amorosas es sentirse protegidas. No me refiero a que deseamos un guardaespaldas, lo que una mujer quiere es sentirse protegida emocionalmente.

Muchos de los comportamientos y actitudes negativas que los hombres repudian en las mujeres son provocados porque ellas no se sienten protegidas. Por ejemplo, una mujer no se siente a salvo cuando un hombre es irresponsable, la crítica, la excluye, la juzga, no se comunica o muestras frialdad. Ante estas conductas una mujer se torna fría, gruñona y sexualmente indiferente. O también puede ir al extremo contrario y convertirse en una compañera posesiva, celosa y pegajosa.

Si alguna de estas descripciones se ajustan a tu mujer, tal vez te preguntas, ¿qué puedo hacer para que ella se sienta protegida? Sigue estos consejos y obtendrás la respuesta:

9. Pasa tiempo con ella. Cuando haces el esfuerzo de planificar salidas y pasar tiempo juntos, tu mujer siente que es una prioridad para ti. Es muy reconfortante cuando le das mayor importancia a compartir con ella que salir con los amigos. Esto no significa que se van a convertir en siameses, sólo procura que tus ausencias sean menos.

10. Abre tu corazón. Seguramente no estás entrenado para compartir tus emociones, por eso se te hace difícil dejar entrar a una mujer en tu mundo. Sin embargo, cuando compartes con tu pareja tus sentimientos, metas y temores, ella se siente más protegida y amada porque la consideras su mejor amiga. No temas demostrar vulnerabilidad ante tu mujer, ¡eso la derrite!

11. Recuérdale cuánto vale. Las palabras más dulces para el oído femenino son: “Tú haces una diferencia en mi vida” o “Sin ti, mi vida no sería la misma”. Frases como estas la hacen sentir valorada. No importa cuántas veces le digas “Te quiero”, ella no se cansa de escucharlo. Sé cariñoso, pero no sólo durante el sexo, sino fuera de la habitación.

12. Caballeros, les recalco lo siguiente: Cuando una mujer se siente protegida, está más relajada y confiada. Esto significa que puede dar lo mejor de sí y se convierte en tu pareja ideal. ¡Protégela y te convertirás en su súper héroe personal!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *